Un libro busca desestigmatizar la figura de Mauricio Hochschild

NOTICIAS - UMSA

El esfuerzo digital que aborda cada noticia de tu universidad en todas las dimensiones
UMSA LA MEJOR

El nombre de Mauricio Hochschild suele generar más inquina que admiración. Integrante de la estigmatizada rosca minera feudal y uno de los tres barones del estaño, junto a Carlos Aramayo y Simón Patiño, el nacionalismo revolucionario se encargó de tildarlo de antipatriota, vil y depredador inescrupuloso de los recursos naturales, casi una síntesis de los males que aquejaban al país.

Ahora, un libro presentado la semana pasada en La Paz busca mostrar otra faceta, la de un visionario empresario que aprovechó las vicisitudes de la época, buscó emprendimientos en otros rubros y hasta mostró su humanidad al conseguir que un número indeterminado de israelíes dejen la Alemania nazi para llegar a Bolivia.

La obra “Mauricio Hochschild, sus emprendimientos en Bolivia y su crecimiento económico en Potosí 1921-1939” es del historiador Carlos Tenorio Levandro y plasma la tesis que hizo hace ocho años para optar al título de licenciado de historia de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA).

“El proceso revolucionario del 52 puso un sello, un impronte, una marca, en los tres barones del estaño, que después de sesentitantos años de la revolución no podemos limpiar, la historiografìa no le ha interesado en tratar de comprender si todo lo que nos ha dicho el Nacionalismo Revolucionario es verdad”, sentencia el autor.
El libro, de siete capítulos y 222 páginas, narra los negocios que tuvo el empresario sobre todo en Potosí desde su llegada al país, en 1921 procedente de Chile hasta el año en el que comenzó la Segunda Guerra Mundial. Fue publicado gracias al Círculo Israelíta de Bolivia y la carrera de Historia de la UMSA.

Cuenta también algunas labores sociales impulsadas por el magnate, como la creación de una casa de esparcimiento para sus obreros en Cochabamba, o las gestiones realizadas para que miles de israelíes consiguieran visas para trabajar en Bolivia como agricultores y así escapar del estallido del conflicto bélico.

Motivaciones

Tenorio llegó a Hochschild de la mano del exdirigente sindical Édgar “Huracán” Ramírez, cuando lo invitó a formar parte del equipo de trabajo del archivo de la Corporación Minera de Bolivia, en 2007 y se encargó, entre otros asuntos, de clasificar los documentos referidos al magnate.

“Nosotros nos hemos dedicado a hacer un estudio sobre Hochschild y su desarrollo en Potosí, lo que significa el ferrocarril Atocha Villazón, lo que significa la compañía unificada en el Cerro Rico y lo que es Huanchaca”.

El libro resalta el agudo olfato que tuvo el empresario para los negocios, lo que le hizo apostar, por ejemplo, por el rescate de minerales.

También aprovechó el mineral, no sólo el estaño, de baja ley, que quedaba incrustado en la piedra que era desechada por los mineros. Nadie lo había hecho hasta entonces.

La política

Respecto a la influencia política de Hochschild, el autor explica que esta surge luego de la Guerra del Chaco (1934-1935), a diferencia de los otros dos barones del estaño. El minero consideró, dice Tenorio, que tenía ciertos derechos tras apoyar económicamente a Bolivia en el enfrentamiento contra Paraguay.

Sus contactos le permitieron, entre otros asuntos, salvarse de la pena de muerte dictada en 1937 durante el gobierno de Germán Busch, que lo acusó de traición a la patria por oponerse formalmente a un decreto que prohibía el rescate de minerales por parte de privados.

Su cada vez mayor incidencia en el mundo político y social derivó, acota Tenorio, en su secuestro en 1944, durante 17 días, debido a supuesta actividad conspirativa en contra del gobierno de Gualberto Villarroel, que impulsó una serie de medidas que iban en contra de los intereses del minero.

Legado

“Creo que si hay alguna contribución al trabajo, espero que sea esa, de tratar de por lo menos no limpiar la cara, sino mostrar otra faceta, esa es la premisa”.

Por eso, insiste Tenorio, se debe relativizar el concepto de los tres barones del estaño. “Al final, estas personas fueron hombres de su tiempo, hombres que supieron aprovechar las circunstancias y en algunos casos modificarlas a su conveniencia, pero debido a que las circunstancias daban para esto”.

Algunos detalles

  • Hochschild quiso incursionar en lo agropecuario para tener alimentos para los obreros. Por eso juntamente con Aramayo creó la Sociedad Agropecuaria de Bolivia que compró tierras  en Santa Cruz, aunque posteriormente esto no fructiferó.
  • Diseñó un proyecto para aprovechar la energía hidroeléctrica del lago Titicaca, lo cual no pudo seguir adelante debido a que el acuífero es compartido con Perú.
  • La obra “Mauricio Hochschild, sus emprendi- mientos en Bolivia y su crecimiento económico en Potosí 1921-1939” es del historiador Carlos Tenorio Levandro.
Fecha de Publicación: 05 oct 2019
NOTICIAS
Dos charlas de divulgación científica serán presentadas en el Paraninfo universitario de la UMSA
22 de octubre
El Instituto SELADIS realiza pruebas en las áreas de Bioquímica Clínica y Química Farmacéutica.
21 de octubre
Es fundamental que el TSE explique por qué se interrumpió la transmisión de los resultados prelimina...
21 de octubre
Se ve plasmada en nuevas actividades que la Facultad de Ingeniería de la UMSA está implementando
19 de octubre

^